miércoles, julio 20, 2011

Ser modelo

Estoy aprendiendo a entender modelos econométricos. Y en un momento en el que ya estaba rendida de pelear con lambdas y alfas y betas, me puse a leer bobadas en la web. En la página de El Tiempo, había un link a lo que ellos denominaban la selección sub 20 de Don Juan. Es decir, se trataba de una selección de chicas que acababan de pasar la barrera legal para poderse empelotar en una revista jugando a que eran futbolista. Me pudo la tentación y me metí a ver más modelos, tremenda ironía. El link me llevó a un video en el que varias chicas-eran más de 11, supongo que estaban contemplando las de la banca también-salían con un diminuto bikini negro, un número pintado en la panza, medias de fútbol hasta arriba de la rodilla-sin canilleras por supuesto, nada menos sexy que unas canilleras-y guayos de colores. Estaban todas paradas en fila y cuando comenzaba la música se comenzaban a mover y a hacer caras de "oh, qué sexy soy". Después les pasaban balones y ellas tenían que hacerse las que sabían jugando fútbol mientras seguían haciendo cara de "oh, qué sexy soy". Y obviamente no cambiaba nada en el set excepto sus poses. Estuvieron mucho tiempo paradas sobre un fondo verde haciendo la misma cara y moviéndose con movimientos controlados para que la cámara no les fuera a coger ni un mal ángulo. Hasta paraban el balón de pecho-tarea bastante impresionante si uno tiene implantes-con movimientos controlados.

Yo siempre había pensado que ser modelo era fácil. Era cuestión de tener cierta bendición genética y algo de disciplina para no comer nunca y punto. Pero con ese video me di cuenta de que es un trabajo demandante. Confieso que me considero incapaz de patear un balón haciendo cara de sexy. Jamás podría hacerlo. De hecho, creo que no podría hacer cara de sexy a propósito en ningún contexto. Esa me sale natural siempre y cuando el contrincante esté esforzándose para sacarla. Pero sobre todo, confieso que sería incapaz de comenzar a moverme haciendo cara de que soy más sexy que la que está al lado mío para salir en más fotos y ojalá en la portada, solo porque prendieron la música y porque el fotógrafo comenzó a disparar. On, me pongo la cara de sexy, off me quito la cara de sexy. Mujeres con talento, no joda.

En este punto, creo que va a ser más probable que termine de descifrar el modelito que tengo enfrente, cortesía del RAND Journal of Economics, que lograr algún día prender y apagar la cara de sexy con el llamado de un fotógrafo como lo hicieron las chicas de la selección Don Juan. Bien por ellas. Ojalá esa habilidad las lleve bien lejos.

2 comentarios:

Lalu dijo...

¿Has visto alguna vez America's Next Top Model? Es un programa horroroso que veo de vez en cuando con el mismo placer culpable que otros ven Jersey Shore.En él, Tyra Banks y su equipo (cuàl de todos màs mañè)se inventan un montòn de pruebas que tienen que pasar las modelos para que no las eliminen de la competencia.

A veces las ponen a hacer cosas imposibles; la mayorìa de las veces, cosas ridìculas. Todas las semanas les dicen que tienen que practicar horas en el espejo.

¿Cómo no se le daña a uno la cabeza cuando tiene que pasar horas vièndose divino en el espejo todos los dìas?

Cristina Vélez dijo...

¡Debe ser horrible! Afortunadamente no lo he visto. Qué espanto.