jueves, noviembre 17, 2011

Una pausa twittera

Hoy decidí darme una pausa de Twitter de un mes, justo el tiempo que me da la gran corporación de la ballena y el pajarito antes de cerrar la cuenta definitivamente. Me tomaré unos días mientras me desintoxico de la necesidad de la inmediatez. Pasaré los exámenes y las entregas finales de este semestre y unos días de trabajo de campo que voy a hacer en diciembre sin Twitter.
Probablemente llenaré un cuadernito de bobadas, pero me las guardaré para mí misma.
Me siento un poco aliviada. Estaba aburrida de estar pendiente de las estupideces que iba a escribir. Estaba (estoy) aburrida de mí.
Se me quitará la aburrición cuando me empiece a hacer falta de verdad el sarcasmo de Juandaví, la irreverencia de Javier, el bafleo de Paola, las observaciones de Mónica, las coincidencias con Paula V etc. etc. etc. y volveré en seguida. Pero necesito un ratico para reconciliarme con todo eso.

6 comentarios:

Lalu dijo...

Es necesario el espacio pa uno mismo y estar todo el tiempo pendiente de twitter roba esos momentos de introspección, porque así uno se mantiene pensando, pero en función de los demás.

¿No has sentido un poquito como que los pensamientos de ducha vienen en formato de 140 caracteres en vez de surgir largos y etéreos como antes? a mí me pasa.

Bacanas esas vacaciones, muy sanas. Que te vaya muy bien en todos tus exámenes y en el trabajo.

Cristina Vélez dijo...

Sí, eso me pasó exactamente. Estaba comenzando a pensar en 140 caracteres. Espantoso.

Mónica Palacios dijo...

Yo también me di unas vacaciones de tuiter a mitad de año - las mías tuvieron menos reflexión, necesitaba tiempo para estar con Elliot y mientras estuviera pendiente de qué tuitear y qué me comentaban, no podía estar realmente con él- y encontré que era bueno, como ustedes dos dicen, volver a pensar en más de 140 caracteres y bueno también esa sensación de no necesitar comunicarlo todo, todo el tiempo.
Seguro volvés más aguda, Cristina. Porque espero que volvás. Otra cosa buena que encontré durante mi receso es que tuiter no es para mí una adicción ni un mal necesario, sino un gusto inofensivo que disfruto, como el café.

JuanDavidVelez dijo...

Igual, mucha suerte Cristina en los examenes y el trabajo.

Muy mala clase si volves con otro nombre y no nos decís cual es.

Janine dijo...

Exitos en tus examenes, y que estes vacaciones twiteras te traigan con nuevas ideas :)

Asmodeo* dijo...

lo único que quiero es que dejes de estar aburrida de ti, que nos prives de tus comentarios en 140 caracteres es lo de menos frente a la aburrición de uno mismo. ¡eso sí que no!

Un abrazo.