miércoles, febrero 01, 2012

Coincidencias premonitorias: chismes de primera, segunda y tercera mano

Oír que alguien cuente un chisme que tu conoces de primera mano. No más me ha pasado un par de veces en la vida pero han sido momentos extraños. Se sienten como si hubiera una falla en el sistema. Al fin y al cabo, es una coincidencia extraordinaria y las coincidencias extraordinarias tienen el aire de ser premonitorias, así nunca lo sean.
La primera vez fue en una buseta escolar, regresando de clase de equitación. Las niñas del curso de arriba, que por alguna razón siempre me detestaron, iban en la silla de atrás mío hablando de una mujer tan mala, tan mala que primero le había quitado el papá a una niña, y después al otro. Una de ellas dijo que la mamá había dicho que esa señora era una puta. La señora en cuestión era mi tía más adorada (con perdón de mi otra tía que tal vez lea este blog, que es la segunda más adorada). Efectivamente, después de haber salido de un matrimonio asqueroso con un tipo malvado de quien todavía nos burlamos en la familia (más de 25 años después) y de haber salido durante años con un idiota detrás de otro idiota, estaba enamorada y a punto de casarse con un nuevo personaje. Y claro, lo único que los dos tenían en común es que tenían hijas de la misma edad que estudiaban en el mismo colegio. Y valga aclarar, me lo pide mi subconsciente moralista, ninguno de los dos estaba casado cuando ella empezó a salir con ellos y ella tampoco.
Ese día lloré con rabia. Yo siempre he llorado de la rabia más fácilmente que de la tristeza. No le conté a nadie hasta después de mucho tiempo. Fue a mi mamá. A mi tía no le he contado y no le contaré jamás. A pesar de que no tenía más de 10 años, sabía que lo que ellas estaban haciendo estaba mal y que seguramente estaban repitiendo las estupideces que decían sus mamás gordas y desocupadas en sus casas, mientras le daban órdenes a tres empleadas de cómo hacer las cosas. En esa época no había cogido auge el fenómeno de las cuchibarbies y las mamás que se quedaban en casa solían ser amargadas y feas. O por lo menos así las recuerdo. Las niñas chismosas de la silla de atrás crecieron para convertirse en exactamente lo que uno podría imaginarse en ese momento. O lo que yo me imagino en este momento que me hubiera imaginado en ese momento. Efectivamente hoy en día son fotocopias más flacas de lo que eran sus mamás. Tal vez esa era la premonición. Que esas niñas que estaban repitiendo lo que decían sus mamás, no tenían más remedio que convertirse en ellas.
Desde ese entonces, me ha pasado lo mismo varias veces. Ayer me volvió a pasar. Una vez como conocedora del chisme y otra como propagadora. Las dos en una misma comida de compañeras del colegio. La primera vez tuve la posibilidad de corregir el chisme. Una compañera, de esas a las que no se les mueve un pelo, no les sobra un gramo y que la cartera les combina con todo, estaba contando cómo su jefe, que era un metrosexual por excelencia (pero adorado, aclaró) lo había dejado la mujer por el entrenador del gimnasio. Obviamente, la historia incluía detalles específicos de como la víctima se peinaba, se vestía, qué comía y cómo había vuelto a su mujer una obsesa del ejercicio y las dietas como él. Tanto así que sus hijos de 6 y 8 años no comían dulce y tomaban jugos verdes como el que yo tomo ahora algunas mañanas cuando me acuerdo. Yo lo único que añadí, entre dientes, fue una precisión para hacerle justicia a la verdad. Que la esposa no se había ido con el entrenador sino con el masajista. Y que el masajista ni siquiera estaba bueno. Qué así de desesperada tenía que estar. Lo peor es que si tuviera que escoger lados en esa historia, debería estar con el esposo, que es al que conozco bien. Ambos están bien hoy en día. Ella yo no está con el masajista y los dos siguen corriendo y alimentándose de comida asquerosa sin sal ni dulce.
Acto seguido, otra amiga comenzó a contar la historia de como la chica del video de Luly Bossa con aquel man era tía de otro de nuestros compañeros del colegio. Yo abrí mi bocota para decir que Luly Bossa era una mamacita deliciosa, y sí, tenía muchas ganas de escandalizar un poquito a mis compañeritas, cuando me paró P y me dijo que Luly era su tía. Yo no pude hacer nada diferente sino reírme. D confesó que había ido a comprar el video y que le habían vendido el video equivocado. Eso sí escandalizó al público y generó más risas. Luly resultó siendo efectivamente la tía de P. La tía, tía, nada de grados extraños de consanguinidad, pero P no parece tener la fogosidad de su tía. O por lo menos no me han contado el chisme.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Cristina,

Un post divertido. Te cuento que te traicionó tu subconciente moralista al utilizar un sospechoso plural con tu tía: "salir con ellos". Mi subconciente moralista dice que si ella está soltera y cada ser humano es un mundo, ella puede salir y explorar todos los mundos que quiera. Pero si solamente estaba saliendo con el masajista, ese plural como que no cuadra... y ya sabes cómo empiezan los chismes.

La frase "una fotocopia más flaca" es genial y falta ver si no terminaron fotocopiando también los mismos dramas que criticaban.

Compartimos el mismo gusto de nuevo: Luly es una mamacita deliciosa. La vi cuando estrenó "Baño de damas" y qué mujer más deliciosa, se robó el escenario. Del video solamente tengo dos criticas: la primera, la calidad técnica tan mala de la cinta, un crimen ver esas imágenes con tan baja definición. La segunda, el novio que todo lo muestra no dio los pasos para hacer una posición que a día de hoy no he podido "fotocopiar", la penetración en una variación del 69 con él encima. Tan compleja que hasta la misma Luly levanta la cabeza sorprendida mirando qué está haciendo el hombre en ese momento y luego vuelve a caer rendida de placer. Tocará seguir ensayando a ver si sale algún día.

Te iba a contar un chisme pero se me olvidó, qué pastuso (esto es lo que se llama un chiste malo).

Saludos,

Viajero perdido

Cristina Vélez dijo...

Viajero perdido,
En verdad no he visto el video de Luly Bossa pero estoy tratando de imaginarme el nivel de trucos requerido para lograr la escena que estás comentando. Me imagino que el primero es lograr meter dos viejas a la cama. De ahí en adelante, lo demás pareciera fácil.
Saludos.

Anónimo dijo...

Tu subconsciente insiste de nuevo en el plural, esto ya amerita análisis: están solamente Lully y el novio :)

Aparte del placer de ver a Luly en todo su esplendor (bueno, lo que se puede ver con esa cinta tan mala), el video tiene otros aspectos interesantes: la capacidad multitarea de Luly para estar sentada sobre el novio mientras ve comerciales (a mí personalmente la tv prendida durante el acto me parece antiafrodisiaca); tiene orgasmos con ultrasonido, algo sorprendente considerando que es alta, acuerpada y de voz fuerte; la pregunta existencial de "To Swallow or not To Swallow" la responde con un puchero, una palmada y carrera al baño. El novio es un superatleta (creo que era bailarín o el profesor de zumba del gimnasio, no me sé bien el chisme), tiene abdominales muy bien trabajados que sabe utilizar a la perfección y, aunque parezca lógico, vale la pena mencionarlo: es de tiro largo, así que sus horas de ejercicio aeróbico han sido una excelente inversión, no es nada dado al foreplay y le deja toda la elocuencia a su cuerpo: no le dice ni mu a Luly (ni ella a él). Quizás deje la tv encendida como para que el silencio no sea tan incómodo.

Entrando ya a la posición que nos ocupa, imagínate el 69 pero con Luly acostada y el hombre en una especie de posición de Rana curiosísima que no te puedo describir mejor porque como te conté no he podido reproducirla bien. Es una pena la mala calidad del video, no le hace justicia a la belleza de Luly. Soñar no cuesta nada porque sería ideal que filtrara una seguna parte pero en HD: Priceless.

Dos viejas en la cama? En estos tiempos de swinger no tiene nada de raro. Pero me gusta lo que revela tu subconsciente moralista: yo también soy monógamo y disfruto dando y recibiendo toda la atención de mi pareja.

Buena tarde :-)

Viajero perdido

Ana dijo...

Cristina, perdona la intromisión con esta duda tan superficial que tengo, pero es que quería preguntarle a Viajero perdido por la posición que describe... no entiendo bien el asunto de "una variación del 69", y es que me pregunto si el 69 convencional es con la mujer arriba... yo el 69 me lo imagino cualquiera de los dos arriba o abajo o incluso en paralelo ambos sobre la cama... ¿no? Porque lo otro: el man arriba, pues no me parece tan raro, ni tan difícil de reproducir... es decir, aquí se ha reproducido y nos parece fácil... Lo otro es que me esté quedando corta de imaginación y haya algo nuevo que deba entender e intentar reproducir.

Cristina Vélez dijo...

Viajero perdido,
No es una traición del subconsciente, es que hay dos videos. En uno sale Luly Bossa y un man. En otro, sale Luly Bossa, la tía en cuestión y un man, no sé si el mismo. Se me fue explicado. Lo difícil es conseguirlos.
Saludos,

Cristina

Anónimo dijo...

Ana, de mi parte bienvenida tu interrupción porque este no es para nada un tema superficial, al contrario, es profundo, MUY profundo. Además que tu comentario me ha revelado la clave de la posición.

Mi subconsciente moralista les pide disculpas de antemano porque explicar en qué consiste esta clave nos llevará por caminos que pueden no ser del agrado de la dueña del blog o sus lector@s. Entonces, déjenme decirlo en spanglish: DISCLAIMER: este comentario no es apto para menores de edad ni personas overly prudish regarding sex matters.

Como dices Ana, el 69 convencional es el hombre abajo y la mujer arriba, básicamente por dos motivos: uno, en la posición convencional el hombre puede mantener las piernas estiradas, lo cual ayuda a la firmeza de la erección y, dos, discúlpenme pero aquí me censuró el inconsciente moralista, pero no importa, la clave está en el primer motivo.

En el 69, cuando la mujer está abajo, el hombre debe abrir las piernas (de nuevo discúlpenme pero aquí no me censuró mi subconsciente moralista aunque a su honor debo de decir que sí trató) lo cual facilita el agradable contacto entre sus partes nobles y la suave piel de los senos de la mujer, sin olvidar el detalle más importante: es una posición muy cómoda para la mujer para dar un beso negro (remember the disclaimer please).

Obviamente, para que tanto el contacto pene-senos como la posibilidad del beso negro se den, es necesario que el hombre pueda abrir considerablemente las piernas, tal y como lo puede hacer un bailarín profesional. Por esto es que no he podido reproducir la posición: no puedo abrir tanto las piernas, desafortunadamente.

Si una imagen dice más que mil palabras, un video dice más que mil imágenes: aquí está, en toda su gloria y mala calidad de cinta, el video en cuestión: http://www.xvideos.com/video868391/lully_bosa_xxx

Después de un monólogo increíble de Luly (ella con ella misma), el novio decide --de manera considerada-- participar en la fiesta haciendo la variación del 69: si el 69 es para la mutua gratificación oral, la variación señala la penetración en esa posición. La pueden ver en el minuto 20. Si conocen el nombre de la posición, cuéntenme cuál es por favor. La facilidad con la que el hombre abre sus piernas fue lo que me dificultó entender cómo lo hacía. Mañana mismo empiezo clases de yoga.

Otra cosa que descubrí es que el sonido era casi inaudible en la copia que vi originalmente (pero la imagen era mejor). En esta Luly sí habla (mas no el novio) y los decibeles del madrazo limpio señalan su nivel de satisfacción, siendo el ultrasonido la marca del orgasmo. Qué didáctico este tema del chisme.

No había entendido lo de los dos videos Cristina, discúlpame. Igual, creo que lo del trío es un chisme: no encontré ninguna mención del mismo por ningún lado. Será verdad?

Les deseo buen fin de semana, trataré de poner en práctica el 69 con los dos recostados de medio lado, gracias por el tip y por ayudarme a descubrir el misterio Ana :)

Viajero perdido

Ana dijo...

Gracias, Viajero perdido. Creo que la posición es esta: http://t.co/rcK8lM6 ahí sí con una variación sobre la posición de las piernas.
Espero que la gráfica ayude a que todos hagamos la debida reproducción.
Cristina, saludos y perdona.

gabrielefe dijo...

Lo curioso de los comentarios anteriores es que se redujeron al asunto de la "variación del 69" y del resto de la entrada ni mu,luego para no posar de diferente traigo a colación las palabras de un buen amigo quién al ver el vídeo en cuestión lo único que se atrevió a exclamar fue algo así como "al verlo me dí cuenta de lo mal comido que he estado toda mi vida": Yo confieso que no lo he visto pero ganas no me han faltado. Buena entrada doña Cris.

Anónimo dijo...

Nosssdías!

@gabrielefe: mi primer comentario destacaba el buen humor del artículo. Agregaría mi gusto por la forma de escribir de Cristina, fluida y relajada.

@Ana: gracias de nuevo. Es en efecto una posición del kamasutra, brillantemente ejecutada por Ramiro con una variación interesante: abre tanto las piernas que permite la autoestimulación de Lully, esto no aparece en la guía del kamasutra ( http://www.kamasutra.ms/en/19/arms-of-mill/ ) y podría considerarse un aporte novedoso e ingenioso colombiano a las artes amatorias. Ramiro for President! Encontré la posición invertida (todo un chico cosmo: http://www.cosmopolitan.com/sex-love/positions/the-x-rated-sex-position con un carnal challenge de cinco flames. Viva el spanglish)

@Cristina: mis disculpas por estos comentarios tan largos. Para ti es muy fácil saber quien soy, but it's a little bit more fun like this, isn't?

Saludos,

Viajero perdido

Anónimo dijo...

Pd. @Gabrielefe, olvidé destacar que la genial idea de Cristina con el uso de fotocopiar o reproducir acompaña todos los comentarios de principio a fin. VP

Cristina Vélez dijo...

VP,
No me pidas perdón que me pareció muy educativa la charla. Además, no creo que mi mamá vea el blog. Y claro, si lo ve, también aprenderá un par de cositas.
Con ese último comentario sí me volviste a confundir.
Gabrielefe,
La sensación de que estamos mal tirados fue para ellas y ellas.
Ana,
Contás pues como te va con la lección.

Cristina Vélez dijo...

ah y VP, la tía de nuestro otro compañero del colegio, ya me explicaron bien la historia, es la que sale después de Luly en el video largo. Es decir, no estuvieron juntas, pero el man si se empacó a las dos. Estaba sacando una especialización en comerse las tías bizcochas de los alumnos de mi colegio.

gabrielefe dijo...

En lo que nunca voy a estar de acuerdo con Cris, es que a pesar que Luly esta como quiere, para mi la mamacita más deliciosa es la Margarita Rosa.

Ana dijo...

Queda ilustradísima la posición; estaré reportando, Cristina.
Creo que a lo que se refiere VP con lo de "reproducir" o "fotocopiar" es que hemos hablado de eso durante todos los comentarios e incluso desde la entrada, por lo que de cierta manera eso ha servido de hilo conductor... pero leeeeeve, leeeve... está que se rompe.
Sobre el post, desde que lo leí llegaron a mi mente las imágenes del bus de mi colegio. Nunca me pasó directamente lo que describe Cristina (y seguro que también hablaban de mí y de mi familia) pero recuerdo que alguna vez una compañera oyó hablar a otras sobre las actividades de su papá de una manera despectiva porque era papero... no supe qué decirle a mi amiga, porque no entendí qué era lo que implicaban con eso: si era que el papá de mi amiga estaba haciendo algo ilegal o que en sí mismo sembrar papas era un trabajo que estas niñas consideraban inferior, vaya uno a saber... en fin, que entiendo el post a la perfección.

Anónimo dijo...

Cristina, me has dejado en shock. Hasta dónde llega la criminalidad humana? Con razón la calidad de la cinta es tan mala, probablemente el tacaño del Ramiro estaba sobregrabando la cinta una y otra vez. Cómo es posible que uno se va a grabar con Luly Bossa y no compra una cinta nueva? Sin palabras, desgarrador.

Como también me has dejado muerto de la risa: "mal tiradas". Creo que un pilar del ego masculino es que la mayoría nos creemos excelentes amantes. Hay que ver a un Ramiro en acción para comprender el margin of improvement que tenemos todavía ( Vengo adolorido de mi primera clase de yoga, a propósito). Humildad por favor.

Margarita Rosa... Luly... Sofía Vergara... mi ídolo es Luis Miguel y me solidarizo con la dificultad que el pobre tiene para estabilizar su vida emocional. Con ese prontuario (chico people también: http://www.peopleenespanol.com/gallery/las-13-mujeres-de-luis-miguel ) cómo hace uno para escoger a UNA sola mujer? Las aspas del molino con Sofía, Mariah Carey, Kenita Larrain, Aracely Arámbula, Daisy Fuentes, Myrka Dellanos... el man es tan capaz que vuelve a Aura Cristina Geithner la 14 en la lista. Cómo será su videoteca? Mejor ni pensarlo, mis sinapsis ya están entrando en corto circuito.

No te confundas Cristina, un día se me sale la identidad y te vas a reír bastante :-)

VP

Anónimo dijo...

Ana, tienes toda la razón, es hora de fortalecer el hilo de conexión con el post.

Con unos años más de vida, Freud podría haber escrito la segunda parte de su ensayo "El chisme y su relación con el Inconsciente". Los chismes que cita Cristina o el del señor papero de Ana reflejan algunos de los rasgos más duros de nuestra cultura: el clasismo, el desprecio por la mujer independiente, el trabajo de la culpa y la humillación del otro, etc.

En uno de esos viajes en los que me pierdo leí que el "bullying" debería ser traducido como "toreo" y no "matoneo", porque eso es lo que hacemos, torear a alguien "y entre más bravo el toro, mejor la faena" (tú cómo lo traduces Cristina?). La función del chisme en nuestra sociedad parecería ser esa: torear a los afectados, tal como quisieron hacerlo las niñas en el bus con Cristina o clavarle una estocada en el corazón al hijo del señor papero.

Cristina me dejó pensando en el aspecto premonitorio, no lo tengo muy claro para ser sinceros, salvo en ese sentido de fotocopiar o reproducir lo que se critica o chismosea (?).

VP

Cristina Vélez dijo...

Ya no sé porque escribí premonitorio. Tal vez porque cuando uno oye un chisme de esos (un chisme que no debería oír y que lo concierne directamente) termina uno con una responsabilidad adicional en el mundo. Es premonitorio del nuevo papel que usted tiene que jugar. Pero ahora que lo pienso...eso no tiene ningún sentido. Tal vez fue porque se siente como cuando hay una falla en el sistema en The Matrix. Y claro, es una premonición de que vienen los malos.
Creo que quería usar una palabra grande y después me enredé. La próxima vez me limitaré a "run spot, run".

Anónimo dijo...

Nnnassnoches!

Nadie sabe para quién premonitorea... me pasó hace dos horas. Una compañera con la que relativamente somos amigos me llegó hoy con un relicario de chismes fuertes de otra compañera con la que almorcé esta tarde. Qué pena que se me salga la discriminación sexual pero nunca me ha tocado escuchar a un hombre chismoseando así de otro hombre, mujer, lgbt, etc. Total, la moraleja de la historia fue "después no diga que no se le advirtió con quien se estaba metiendo".

Con la gran desventaja de que quedé muy contento con el almuerzo. Y ahora qué?
De acuerdo, esto de premonitorio no tiene nada, pero cómo se llama este hecho o fenómeno, el de ser recipiente de un chisme (primero) y que además afecta a una persona que uno quiere o le simpatiza (segundo).

Diría que el nombre no existe pero puedo estar equivocado. Y la verificación del chisme qué nombre tiene? Y cómo o cuándo se empieza el proceso, porque quedamos de volver a almorzar el viernes y qué jartera tener esa información no solicitada volando como una mosca en el comedor.

O faltan estudios en chismología o estoy bastante desinformado al respecto. Para orientarme un poquito, me parece que entra en la categoría "chisme de segunda mano" :-)